sábado, noviembre 17, 2007

Aprenda a leer para recibir su renta Dignidad

Simple y claro artículo sobre la iniciativa del presidente Morales de sólo dar el bono Dignidad (200 Bs aprox. 19Euros) a los ancianos que sepan leer y escribir.

Aprenda a leer para recibir su renta Dignidad
Alberto Bonadona Cossío
La advertencia que encabeza esta columna, por supuesto, es accesible únicamente a los que ya cumplieron la condición adicional que el presidente de la República, Evo Morales Ayma, ha anunciado para recibir la pensión asistencial denominada renta Dignidad. A los que verdaderamente les interesa no podrán leerla por razones obvias.
Es sorprendente e inaudito que el Presidente del cambio, que representa a los más pobres del país, ponga una condición que muchos de los más excluidos no pueden cumplir. A pesar de la campaña de alfabetización que se está realizando habrá, sin duda, muchos habitantes del campo que no aprenderán a escribir su nombre. Me atrevo a decir que también afectará a pobladores de las ciudades. Muchos viven lejos de los centros de alfabetización o están impedidos físicamente o por un condicionamiento social para aprender a leer en el ocaso de la vida. Y son, precisamente, los que más necesitan, y ahora el Presidente los excluye.
Esta medida se parece a la calificación del voto que prevalecía antes de la Revolución del 52, por la cual aquéllos que no sabían leer ni escribir o, al menos escribir su nombre, no podían votar en los comicios electorales. Eran épocas de clases dominantes discriminatorias y que disfrutaban de un poder casi omnímodo como para calificar el voto y realizar otras acciones antidemocráticas a su gusto y placer.
Al permitir que sean los mayores de 60 años beneficiarios de una pensión asistencial, Morales Ayma plantea la ampliación de 400.000 ya beneficiados por el Bonosol a un total de 650.000 personas, que influirán a un grupo familiar en promedio de cuatro personas, o sea, una masa de votantes que se aproxima a los dos millones y medio. Por lo que toca al cálculo político del Gobierno la reducción a este masivo grupo de unos cuantos miles por no ser alfabetizados es introducir una condición con olor a rancia oligarquía del siglo pasado.
No se hicieron mayores cálculos para colocar el pago de la renta Dignidad en Bs 200 mensuales. Tampoco se hizo para ofrecer inicialmente sólo Bs 100 a los ya jubilados y luego subirles a Bs 150, monto que, además, con plena seguridad, se igualará a Bs 200. Determinaciones que evidencian la discrecionalidad y la improvisación al asumir estas medidas que, si bien favorecen a la equidad, tocan el absurdo al discriminar a los más pobres de los pobres, que, precisamente, son los campesinos que no saben leer ni escribir.
Si por algo se votó por Morales Ayma fue porque representa esencialmente a ese grupo de habitantes en esta sociedad, sociedad que se ha caracterizado por la exclusión y la calificación de personas que históricamente se vieron impedidas de ejercer sus legítimos derechos. Es, en consecuencia, verdaderamente paradójico que a este Presidente se le ocurra semejante condicionamiento.

Las conquistas sociales obtenidas en la revolución de 1952 fue el voto universal, la "igualdad" de los Bolivianos.

El presidente Morales ya separó entre mas y menos bolivianos, luego separó a los rentistas jubilados como si fuesen aprovechadores del estado cuando solo son ahorristas recibiendo sus dividendos, ahora al darse cuenta que la plata no alcanza, separa entre los ancianos mas necesitados (alfabetizados) y los menos necesitados (analfabetizados).

Cuanta gente tenía esperanza en este gobierno, que por populista no sabe aprovechar las ventajas económicas suscitadas a nivel mundial, todos aprovechan para crecer encima del 7%, nosotros apenas 4% con una inflación estimada del 12%, ¿qué pasará cuando los precios de las materias primas bajen, cuando el efecto de la caída de los inmuebes estadounidenses llegue aqui?

7 comentarios:

Rho dijo...

Siempre escuchando a gente que no analiza ni un poquito.

Bolivia es un país analfabeto? Si, una gran causa es el hecho de que las políticas de gobierno -anteriores al 80- no hayan estado destinadas a la educación universal.

No es lo mismo decir "quienes tengan buena vista podrán recibir bono", que "quienes sepan leer y escribir recibirán bono".

Lo primero es discriminación -en términos no racistas- por una cualidad no superable. La segunda se puede tomar como incentivo, por que leer y escribir pueden aprender en corto tiempo. Eso gracias al módelo cubano, que eso nadie puede negar a menos que sean unos miopes.

Obviamente es DEBER del gobierno alfabetizar, y ya empezo con el programa de alfabetización. Obviamente el gobierno esta exigiendo que sepan leer y escribir, pero esta dando las herramientas necesarias para que aprendan.

No es comparable con la época pre-52 donde era una táctica de discriminación favorable a las clases dominantes.

En conclusión, es completamente coherente con el plan de alfabetizacíón.

Acaso es discrimación injusta que una madre exija "si no comes la sopa no hay postre", o en una empresa "si hay aumento en la producción tendrán bonos, sino no".

nata dijo...

Es que el poder mal usado es peligrosamente contagioso, ya lo vemos con el "cambio" que muchos querían para Bolivia. Ahi están los cambios... y ahí está el Presidente cambiando de a poco su discurso inicial.

Gracias por las felicitaciones! Si no hubieras sido vos ni me enteraba jajaj, hoy no compramos periódico xD.

Saludos =)

Javier Sandoval A. dijo...

A alguien le sorprende este tipo de actitudes del presinde?. A mí, no. Es una táctica política para hacer exitoso "a la fuerza" el Plan de Alfabetización de Fidel (porque no es el Plan de Evo) y luego afirmar suelto de cuerpo que fue el presidente que "eliminó el analfabetismo". Lógicamente el Bono Dignidad es simplemente para ganar votos. Eso sí...no sabía que la "dignidad" costaba 200 pesos.
Oye Andrés. En qué afectaría a la economía boliviana la caida de los inmuebles norteamericanos?.

Bolivia Libre dijo...

Rho se puso rojo de rabia como siempre, es chistoso como los mazis de la ciudad son los únicos que se tragan el anzuelo de que el famoso programa de alfabetización Cubana funciona, esos desdichados lo único que ha aprendido con el programa as a memorizar como se escribe su nombre y la indoctrinación comunista tan necesaria para cuando el régimen esté en debacle en el corto plazo.

Los que salimos a las poblaciones y conversamos con los nuevos ¨alfabetizados¨ nos damos cuenta en un santiamén de la gran mentira, la pena que me da es que futuros gobiernos se van a meter la plata de la educación rural en el bolsillo diciendo que ya no es necesario invertir dinero en las poblaciones por que la gente ya sabe leer y escribir, y los mazis en la oposición no van a poder hacer gran cosa para ayudar a esta gente a no ser que reconozcan su gran mentira.

Al final, la misma pobre gente es la que pierde, a nadie que esta en el poder le importa un carajo si saben leer o no, para unos es mejor que no se instruyan para que no los cuestionen y los otros los usan con fines proselitistas con la esperanza de que su sueño de poder absoluto y perenne se haga realidad y así no tendrán que preocuparse en perder credibilidad.

Gracias Andrés por tu blog, sigue adelante en la lucha, Bolivia te necesita.

Bolivia Libre dijo...

Rho se puso rojo de rabia como siempre, es chistoso como los mazis de la ciudad son los únicos que se tragan el anzuelo de que el famoso programa de alfabetización Cubana funciona, esos desdichados lo único que ha aprendido con el programa as a memorizar como se escribe su nombre y la indoctrinación comunista tan necesaria para cuando el régimen esté en debacle en el corto plazo.

Los que salimos a las poblaciones y conversamos con los nuevos ¨alfabetizados¨ nos damos cuenta en un santiamén de la gran mentira, la pena que me da es que futuros gobiernos se van a meter la plata de la educación rural en el bolsillo diciendo que ya no es necesario invertir dinero en las poblaciones por que la gente ya sabe leer y escribir, y los mazis en la oposición no van a poder hacer gran cosa para ayudar a esta gente a no ser que reconozcan su gran mentira.

Al final, la misma pobre gente es la que pierde, a nadie que esta en el poder le importa un carajo si saben leer o no, para unos es mejor que no se instruyan para que no los cuestionen y los otros los usan con fines proselitistas con la esperanza de que su sueño de poder absoluto y perenne se haga realidad y así no tendrán que preocuparse en perder credibilidad.

Gracias Andrés por tu blog, sigue adelante en la lucha, Bolivia te necesita.

Eduardo dijo...

Según ustedes "Bolivia Libre" y "Javier Sandoval", el plan de alfabetización no sirve.

¿Tienen un plan mejor?

Tal vez alguno de ustedes podría iniciar un debate en su blog sobre ese tema. Muchos estaríamos atentos para dar una mano.

cochalo dijo...

Morales es un tipejo que no piensa para hablar.

Cree que el problema del analfabetismo lo puede arreglar con medidas tontas.