miércoles, febrero 13, 2008

¿(Des) colonización o (re)colonización del Estado boliviano?

En Correo del Sur hoy se puede leer este artículo de Jose Gordillo:

¿(Des) colonización o (re)colonización del Estado boliviano?

José M. Gordillo

El proyecto de Constitución Política del Estado del MAS, en su Capítulo Cuarto, define que: "Es nación y pueblo indígena originario campesino toda la colectividad humana que comparta identidad cultural, idioma, tradición histórica, instituciones, territorialidad y cosmovisión, cuya existencia es anterior a la invasión colonial española" (Artículo 30).
Al margen de las connotaciones éticas propias de este modelo estatal, en otras palabras, independientemente que lo consideremos justo o injusto, quiero plantear en este artículo mi preocupación por los mecanismos que se tendrían que aplicar para que dicho modelo funcione en la práctica y por los resultados que se obtendrían. Porque, no es suficiente definir una "nación o pueblo indígena" en términos abstractos, sino recordar que dicha entidad jurídica de origen histórico está compuesta concretamente por individuos con ciertas cualidades que permitan calificarlos como indígenas, a diferencia de otros que no cumplan con esas cualidades y sean por tanto no-indígenas.
¿Cuáles serían las cualidades que definan al indígena? Posiblemente, el color de la piel, el lugar de origen, el vestido, la lengua y otras que se deriven del referido artículo. Pero, una pregunta clave es: ¿quién calificaría a los individuos para decidir si cumplen o no con esas cualidades, de tal manera que ante la ley unos sean indígenas y otros no? Es posible que con ese fin sean creados organismos estatales que califiquen a las personas, colaborados por las "autoridades naturales" de esos pueblos o naciones. Ellos se encargarían de separar a los indígenas de los no-indígenas.
Cabe por último preguntarse, ¿dónde habitarán estos grupos humanos étnicamente diferenciados? Seguramente en sus propios territorios, ya que en el mismo proyecto se afirma que los indígenas tienen el derecho de obtener "la titulación colectiva de [sus] tierras y territorios". Y, aunque no está muy claro en el proyecto, puede inferirse que los individuos no-indígenas tendrán que habitar fuera de esos territorios colectivos.
Esta concepción de un Estado comunitario, que aparentemente fue elaborada por la intelectualidad del MAS para proyectarnos al siglo XXI "descolonizando" al Estado republicano es, curiosamente, una réplica esencial del modelo estatal colonial diseñado en el siglo XVI por el virrey Francisco de Toledo.
El Estado toledano delimitó territorios específicos donde redujo y reubicó a poblaciones nativas que tenían varias identidades étnicas precoloniales (Collas, Charcas, Lupacas, Carangas, Soras, etc.) y les impuso autoritariamente la identidad común de "indios originarios", asignándoles sus territorios bajo un régimen de títulos de posesión común.
Quienes no estaban inscritos en dichos territorios comunales fueron denominados "españoles", agregando también bajo una identidad única e impuesta por el Estado a las múltiples identidades de la península ibérica (Catalanes, Castellanos, Vascos, Gallegos, Andaluces, etc.). Los españoles estaban prohibidos de vivir en los territorios indígenas y accedían a sus territorios propios o haciendas bajo un régimen de títulos de propiedad individual.
Los clasificados como indios originarios fueron empadronados en sus reducciones y el control periódico de su evolución demográfica fue encargado a la burocracia estatal colaborada por los curacas o jefes étnicos. Luego de casi tres siglos de dominio colonial gran parte de la población de indios originarios había desaparecido de sus territorios, siendo reemplazada por una población "mestiza", bajo cuyo rótulo se amparaban muchas identidades fiscales (Yanaconas, Forasteros, Agregados, Arrimantes, etc.). En su modelo estatal de segregación el virrey Toledo había establecido que en el indeseable caso de una mezcla entre indio y español, el fruto resultante sería un mestizo biológico que lo definió por exclusión: "ni indio ni español", al que sin embargo le eximió de las cargas del tributo y de la mita que debían cumplir los indios.
Se abrió de esa manera un resquicio legal que permitió a la población indígena eludir las cargas fiscales. Les bastaba con ser reconocidos como "mestizos". Así, ocurrió que el explosivo mestizaje consecuente no fue necesariamente producto de un fenómeno biológico, sino de un cambio de identidades de indio a mestizo que fue inicialmente burocrático pero dio como fruto a un mestizo cultural.
Este fenómeno de orden socio cultural se produjo en un contexto político de gran corrupción que envolvía los negocios de los burócratas y autoridades étnicas, que manipulaban el control de identidades para lucrar con la fuerza de trabajo indígena, regulando su oferta a los sectores minero y agrario de la economía colonial. En suma, la gente buscaba una identidad de acuerdo a su conveniencia, y los burócratas y jefes étnicos aprovechaban esa búsqueda para cobrar el favor.
En el futuro podría repetirse esta historia.
El proyecto del MAS, por ejemplo, garantiza el derecho de las naciones y pueblos indígenas "a la consulta previa obligatoria, realizada por el Estado, de buena fe y concertada, respecto a la explotación de los recursos naturales no renovables en el territorio que habitan" y "a la participación en los beneficios de la explotación de los recursos naturales en sus territorios" (Inciso II, Acápites 15 y 16). Esto quiere decir que, además de obtener territorios propios, los indígenas contemporáneos tendrán el derecho de autorizar o denegar la explotación de los recursos no renovables (hidrocarburos y minerales) que hoy pertenecen a todo el pueblo boliviano, y lo harán según les convenga o no la cuota de beneficio que les toque por el hecho de ser calificados como indios originarios.
Los burócratas y las autoridades étnicas tendrán otra vez la llave de paso para cobrar el favor de reconocer quién es y quién no es un indígena originario. De ponerse en marcha esta maquinaria se consolidaría un ambiente de corrupción étnica y se incentivaría desde el Estado una cultura rentista. ¿Para qué necesito estudiar o producir si me basta una supuesta identidad indígena, negociada políticamente, para conseguir una tajada del producto que otros obtienen trabajando en mi territorio?
Bajo las condiciones descritas, el régimen colonial naufragó en un mar de corrupción y rentismo. Vale la pena recordarlo en vista de que el proyecto constitucional de MAS nos propone volver a recorrer el mismo camino. Este es un proyecto político que dice buscar la descolonización, pero en los hechos pretende recolonizar la vida social boliviana.

Separar a los bolivianos por tipos... es racismo.

Una visión interesante sobre la descolonización es la que nos da Fuzzy; yo me preguntó, los llamados "originarios, estaban mejor antes de la colonia? lo dudo. Pueden ver mi opinión sobre como era todo 500 años antes aquí.

8 comentarios:

Calíope dijo...

Los nazis usaban diferentes técnicas para separar a los arios de los judíos, gitanos, etc. Porque el color de la piel o la lengua no era garantía. El publicista, Goebbels se vino con una serie de cualidades que uno tenía que tener si era realmente ario. Por ejemplo tenía que tener el culo redondo (en serio), y la figura en los hombres tenía que ser triangular (hombros anchos) y en las mujeres como una X. No se qué tan bien le resultó a Goebbels, pero después de leer tu post no me he podido sacar el modo nazista de separación, tan de moda en estos días.
Te dejé el link de la película en mi blog

Anónimo dijo...

El pez tanto anda por el agua que nunca sabe que esta mojado, no lo entiende, le dicen: estas mojado. Y el cojudo no entiende, no es con el, si hasta compra talco antistraspirante y todo.


Podrás corear a Silvio, hacerte el loco con Sabina porque son moda, mala moda, pero tu escencia es esa, estar mojado.





Remberto

Lorenzo Choquehuanca Müller dijo...

Creo que sí es necesario algun tipo de discrimianción positiva hacia los indígenas, porque durante siglos han estado discriminados y marginados de las estructuras económicas y de poder. Pero eso es muy distinto a tratar de establecer criterios étnicos a la hora de conformar la nueva sociedad boliviana, porque, en primer lugar, todos debemos ser, sobre todo ciudadanos, con exactos derechos y obligaciones.

Anónimo dijo...

no hay tal cosa como discriminacion positiva...solo hay discriminacion.

No cometamos el mismo error que los yankees y su afirmative action, estos programas preferenciales solo destruyen la motivacion y crean un ambiente en que los logros no son vistos como tal sino como el producto de la ayudita de la discriminacion 'positiva'

Dicho de otra manera, el danho de 500anhos de discriminacion no sera sanado con otros 500 anhos de discriminacion.

Manu dijo...

La negación del Otro parte de la creencia dogmática de que acá hubo una especie de solapamiento cultural, cosa que lejos de ser cierta revela no mas los prejuicios del artículista opinador, que analiza su realidad con los ojos de alguien que quiere ser y no podrá ser jamás (un ser enajenado, que interioriza su enajenación y alienación cultural) e intenta justificar lo injustificable, cree ingenuamente que negando su origen cultural podrá asimilar(se) a una sociedad que además de negarlo lo desprecia, lo rechaza, por que NO ES. Triste caritcatura de la alienación cultural. Un abrazo!

Anónimo dijo...

Manu cree, tontamente, saber mas que un Doctor en Sociologia, alguien que se ha pasado la vida estudiando a la sociedad boliviana. Digno comportamiento de un boliviano resentido. Nada mas que decir.

Yo nomas dijo...

Que raro, se les secó la tinta a ego ipse, utópico, RBD, la vero, etc. para defender o justificar el racismo de la CPE...

Será este el día en el que estos jovenes oficialistas se quedaron sin argumento...

alguien me diga como hago para que este momento quede en la historia...

Ego, no hay latin para justificar eso, La vero vero se quedó callada, y rebelde no rebusno sobré el asunto, realmente un logro para Adres...Saludos y Felicitaciones....

(tomenló por el lado amable...)

Yo nomas dijo...

un consulta...

un comentario..

Al parecer el team oficialista de Ego, rbdm, la vero, utopico, etc, se les secó la tinta...

Ego, no hay frase en latin para que la discriminación deje de ser discriminación???

Vero, no hay ley, artículo periodistico, etc. que haga parecer o que oculte este HECHO...

rebelde no rebuzno sobre esto tampoco.

Utópico típico oficialista ni pio, no es con ellos...

interesante, FELICIDADES Andres, lo lograste, no les dió la cara ni para atacarte, ni atacar tu opinión.

Saludos y tomenlo por el lado amable..