martes, abril 17, 2007

¿Por qué no avanzamos? Políticas científicas y tecnológicas

Bolivia, como país tercer mundista en vías de desarrollo siempre se ha encontrado atrasado en lo que a tecnología e investigación se refiere.

Las causas de este atraso se deben:

  • Falta de apoyo del gobierno
  • Falta de un mercado interno
  • Fuga de cerebros a países mas industrializados

Aunque no se cuenta con datos bolivianos sobre investigación y desarrollo, a continuación se muestra un cuadro de la inversión mundial en I+D basado en informes del Banco Mundial. Pido disculpas de no tener fuentes mas actualizadas, pero no creo que haya cambiado mucho...



Se puede apreciar claramente que América latina sólo invierte el 1.7% a nivel mundial, que según cifras del Banco Mundial asciende aproximadamente a 9 700 millones de dólares.

Lo anterior queda más claro cuando se analiza, país por país, qué porcentaje del PBI se destina a I+D. Un análisis pormenorizado de los países latinoamericanos muestra situaciones disímiles. Solamente Brasil, Cuba y Costa Rica declaran que el valor de su inversión en 1998 en I+D superó el 0,75% del PBI, lo que los coloca muy por encima del resto de los países latinoamericanos, aunque lejos de Estados Unidos (2.61%) y Canadá (1.61%). En el rango intermedio, entre 0.5% y 0,75% se encontraba Chile (0,62%). Los restantes países no alcanzaban el umbral del 0.5%.


Ahora, para revertir esta situación se precisaría de lo siguiente:

· Inversión en industrias, generando un efecto multiplicador en la sociedad ya que se contaría con trabajos que impedirían la migración de gente con distintos grados de capacitación.

· Subvencionar a las facultades de Ingeniería, ciencia y tecnología de manera que estas cuenten con mejores infraestructuras y equipo para realizar investigaciones.

· Limitar el cupo en carreras sociales las cuales están saturadas en el mercado.

· Promover becas de especialización en áreas tecnológicas.





1 comentario:

Ferípula dijo...

Argentina va a la cabeza... Muchas veces sólo por una cuestión alfabética...

Un abrazo!