lunes, enero 08, 2007

El destrozo, poco a poco, de Santa Cruz







Santa Cruz creció, crece y crecerá por el esfuerzo, la inversión y el trabajo de muchas empresas (personal, directores y dueños), pero hay cosas que están mal hechas, mal planificadas.

El día de ayer, domingo 7 de enero de 2007, alrededor de las 13:00 en las afueras de mi casa una oruga, que hacia trabajos en la construcción del Edificio “La Casona”, propiedad de la empresa constructora GRANCO S.R.L., intentaba subir a un camión de placa 586 PAI, trató durante casi 2 horas hasta que logró su cometido apalancándose con la pala utilizando el suelo como punto de apoyo, durante ese lapso de tiempo tumbaron ramas de árboles, hicieron un ruido molesto, pusieron en peligro el tendido eléctrico, trancaron la calle, dañaron el pavimentado. Llamé a la policía para averiguar si esta empresa tenía el permiso para obstaculizar el libre tránsito, dijeron que mandarían a alguien, que jamás llego.

En la empresa hice una queja, pero no sabían nada de nada, ni me quisieron dar el nombre del encargado.

Lo correcto haya sido:

· Gastar 50 USD y pedir una grúa que levante la oruga.

· Utilizar una oruga no metálica, para minimizar los daños de la calle.

· Trabajar en horarios de oficina, no interrumpir en el fin de semana el descanso de la gente.

· Utilizar maquinaria de bajo tonelaje para no dañar el pavimento, que es para tráfico liviano al ser una zona residencial.

Dañando la ciudad so pretexto de hacer una gran obra no es la forma...

1 comentario:

Ferípula dijo...

Borrar con el codo lo que se escribe con la mano.....