lunes, octubre 02, 2006


El papel de la propaganda - Willi Noack

Aquí les pongo un artículo que salio en El Deber:

El éxito del MAS en las urnas se debe en gran medida a su hábil uso de la propaganda desatando una ofensiva mediática bastante eficiente. El “guión” de la conquista del poder por parte del criminal Hitler es copiado por los estrategas del MAS. Estoy seguro que los lectores encuentran los paralelos con la situación actual boliviana.


A propósito advierte Mario Rueda Peña: “No vamos a comparar a Evo con Hitler ni a igualar a ambos en la misma ideología. Sería injusto hacerlo. (…) Las semejanzas se dan en lo puramente metodológico, provocando dudas sobre la real vocación democrática del líder del MAS.” EL DEBER, 26.9.2006


“La propaganda, cuando utilizada en forma no ética, es en realidad un modo de Desinformación y Censura. Usa la metodología de la Retórica para convencer a los destinatarios de la misma y en el sentido político del término se desarrolló fundamentalmente en el siglo XX con el desarrollo de la moderna Sociología y la consolidación de la Sociedad de masas. El ministro de propaganda de Adolf Hitler, Joseph Goebbels, sociólogo, lo primero que hizo para llegar al poder fue apoderarse de los medios de comunicación de masas para adoctrinar al pueblo con propaganda política. La famosa frase de "Una mentira repetida mil veces se transforma en una verdad" es consecuencia de ese modo de proceder.”


Los principios de la propaganda


Goebbels era un genio de la propaganda. Unos famosos principios impulsaron su trabajo. Todavía son usados hoy en día como herramienta propagandística. Son estos:


1. Principio de simplificación y del enemigo único.
Adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo.


2. Principio del método de contagio.
Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.


3. Principio de la transposición.
Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. "Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan".


4. Principio de la exageración y desfiguración.
Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.


5. Principio de la vulgarización.
"Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar".


6. Principio de orquestación.
"La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas". De aquí viene también la famosa frase: "Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad".


7. Principio de renovación.
Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.


8. Principio de la verosimilitud.
Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.


9. Principio de la silenciación.
Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.


10. Principio de la transfusión.
Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.


11. Principio de la unanimidad.
Llegar a convencer mucha gente que se piensa "como todo el mundo", creando una falsa impresión de unanimidad.”

“El concepto de Hitler sobre la conquista del poder fue uno de los pocos elementos realmente propios y originales de su encumbramiento..."


"En su forma de producirse la toma del poder de los Nazis sigue constituyendo el modelo clásico del avasallamiento totalitario de las instituciones democráticas desde el interior, es decir, con la ayuda y no con la resistencia del poder estatal."


"Los nacionalsocialistas, entretanto, forzaron al máximo sus acciones de propagando, convirtiendo la lucha electoral en la más ruidosa y desenfrenada de aquellos años."


"Sin embargo, la táctica de la “revolución legal” solo se ve perfectamente redondeada y completada en su efectividad triunfal si se le añade el “segundo concepto mágico” que Hitler esgrimía: “levantamiento nacional”.”

Fuente: Joachim Fest, Hitler, una biografía, Editorial Planeta 2005, Barcelona


3 comentarios:

Celia Cordelia Hurtado dijo...

Tengo super claro los principios de la propaganda de Goebbles, a lo que apunta este articulo, no lo se, me informaré mejor...de todos modos, me parece muy constructivo que tengan debates al respecto. Dime una cosa, cuáles son los informativos en Bolivia que apoyan al MAS y cuáles de oposición?.

Celia Cordelia Hurtado dijo...

ah!...y gracias por el comentario en mi blog.

Andres Pucci dijo...

En teoría ninguno es de oposición, simplemente muestran el descontento, aunque se puede resaltar a UNITEL, una cadena de televisión de Santa Cruz, propiedad de un grupo económico al cual el gobierno siempre critica.
El medio que defiende a capa y espada al gobierno es el canal estatal 7 Televisión Boliviana.