viernes, marzo 14, 2008

Canto de amor a la marraqueta


Interesante artículo de Paulovich, publicado hoy:

Canto de amor a la marraqueta

Mi querida marraqueta: en vano te esperé desde el pasado lunes para acariciarte y mordisquearte como lo hago desde hace muchos años. ¿Por qué me abandonaste, querida marraqueta, si siempre te fui fiel? Al no verte en mi mesa, como todas las mañanas, me sentí triste y abandonado, y decidí quejarme a las autoridades luego de preguntar a Dios: “Padre nuestro, ¿dónde está el pan nuestro de cada día?”.
Llegué a la comisaría policial de mi barrio y dije a la autoridad: “Señor comisario, le pido justicia, pues mi marraqueta ha desaparecido”. Como los altos jefes policiales no saben de ternura, el oficial me miró y me dijo con desprecio: “¿Usted cree que voy a perder mi tiempo buscando su marraqueta, sabiendo que tengo otras denuncias por extravío mucho más importantes que la de su pan? Retírese de mi comisaría antes de que ordene su arresto por ‘faltamiento’ a la autoridad”.
Una cholita acusada por especulación se condolió de mi suerte y me dijo: “Caballero, no te pongas triste por tu marraqueta, yo te puedo obsequiar estas ‘allullas’ (pan sarnita) para aliviar tu hambre y el de tus guaguachas”. La observé con mis ojos ‘chaskañawis’ y de mirar profundo, y antes de derramar un lagrimón le respondí: “Tus allullas no me interesan ni tus ‘kaukas’, ni tus ‘chamillos’, yo quiero mi marraqueta porque me crié con ella y la tuve entre mis manos todas las mañanas con mi desayuno, y en algunos atardeceres –a la hora de la merienda– la untaba con mantequilla fresca”.
La cholita sólo atinó a decirme: “La marraqueta ha desaparecido y eso quiere decir que las cosas en el país andan muy mal”, y se marchó con sus allullas, sus kaukas y sus chamillos. ¿Cómo proponerme sustituir mi marraqueta con esos panecillos sin belleza, sin consistencia y sin la miga necesaria?
Me fui caminando hasta la zona de San Pedro, donde un italiano apellidado Figliozzi ‘adoptó’ a mi marraqueta y hasta le dio su apellido; allí vivió desde hace varias décadas mi marraqueta Figliozzi y después fue apadrinada por los Sáenz y sus descendientes. Allí la busqué y no estaba, tampoco en otras panaderías.
Como no me resigno a perderla y la extraño mucho, decidí escribirle esta carta de amor, pidiendo a todos mis lectores que me ayuden a buscarla y encontrarla. Como datos referenciales debo decirles que es crujiente y mantecosa, y nada tiene que ver con Marruecos, aunque tiene un lejano parecido con la baguette francesa; mi marraqueta es más morenita, más cholita y más mestiza.
Marraqueta, marraqueta, ¿dónde estás? Yo te seguiré buscando.


Cada día se pone todo mas dificil, la marraqueta nuestra de cada día, la reina del desayuno paceño con las que algunos nos criamos está escasa y/o de precio elevado.

Las verduras por culpa del clima están con el precio cada vez mas alto, se hace ya dificil para la mayoría de los bolivianos llegar a fin de mes... ya dicen que la inflación llegará a 24,6%

7 comentarios:

CUCHITA dijo...

El hambre del pueblo es cada vez peor, ya no nos salva ni kaliman

nata dijo...

Me pongo a pensar en esas personas que en épocas normales sobrevivían de apenas, cómo le harán ahora que muchos precios se han cuadruplicado. Es preocupante, de verdad.

Saludos =)

Pablo E. Osorio A. dijo...

Bah! macanas, siempre se puede estar peor de lo que estamos. Total aqui hay una alternativa:
http://www.pisitoenmadrid.com/images/comic/quino.bmp

Willy Andres dijo...

Estimado Andrés, estamos mirando con los mismos ojos el día de hoy, parece que leimos y sentimos lo mismo, verdad?... mientras tanto de a poco nos meten más en la inflación...

¿Para quién será el próximo canto de amor?

cochalo dijo...

Que aremos con la inflación, ya que tenemos un gobierno incapaz lleno de ignorantes en la cuestión de Macroeconomía. Y su único discurso es el del 85 la situación era peor o en 90 era así, o que los empresarios están ocultando sus productos solo para joder a su gobierno. Un discurso que da pena y rabia escuchar

Hoy tenemos una inflación gradual o moderada, pero ojo que si no hay medidas para frenarla en seco, nos estamos dirigiendo a la inflación crónica o peor a otra hiperinflación cuidado genios del gobierno.

Hoy lloramos por las marraquetas, mañana lloraremos porque no tendremos que comer.

Javier Sandoval A. dijo...

Bolivia cambia...se va al carajo...

Anónimo dijo...

No te preocupes Andres. Un partido MAS de Evo contra Pele y contra Beckham y todo se arregla.

Evo anoche se puso la camiseta del pais, dejo que nos goleen, y en nombre de la dignidad rechazo $US10,000,000 de harina.